domingo, 14 de octubre de 2007

El faro.




Llegaste solo, impregnado con la sal
de las rémoras que te acompañan, sin mas tregua
que la abdicación, devuelto de las arcas
oscuras que la noche presta a la voz
del temporal, cuando las babas del mar
se arrodillan ante la espada de Astrea.

No hay voracidades que escapen a la vocación
del faro, vigía de los recuerdos que arden
con llamas intermitentes, blanquecinas,
que contagian el sueño de Themis
y a su media deidad dormida.

El faro alumbra el mar de la memoria
con imperturbable celo, mientras bancales
de almendros sostiene victoriosos la albura
del aire quieto, bajo una luz herida.

La lengua del agua lame las piedras del
acantilado con avariciosa lujuria, trepando
los riscos que soportan a los inclinados pinos,
avanzadilla del faro en las noches oscuras de luna.
Un diamante perfila el hilo del horizonte; antorcha
que desborda la cordura, y la sangre necesaria
conduce el ritmo de lo que ya no importa,
hacia los lugares donde la luz no inclina la balanza,
ni la espada puede cortar la oscuridad de la noche.

Tu, que soñaste con tener las llaves del mar
y proyectarte sobre el en la oscuridad
que persiste a ambos lados de sus claros
arenales, cuando solo eres memoria que junto
a la saliva azul asciende al universo mientras
danza la pleamar. Pero no de noche cuando
la luciérnaga gira sobre su pedestal,
y tu contemplas su latido gravitando como
un rayo que quisiera alcanzar la aurora.

4 comentarios:

aire... solo un suspiro del aire dijo...

Faro de nuestro pasar por las aguas de la vida.

Vivir y recordar...ha¡¡ que maravilla el poder ser tan fuerte como un faro dejando caer en las aguas saladas la tristeza de lo que se ha visto partir...

Hoy yo como el faro sòlo puedo recordar y tragarme las ganas de gritar...

Hermosas letras amigo, como siempre me dejas con el corazòn galopante de emosiones...

La niña de los pantalones amarillos hoy necesitaba tanto de ti...

Lau¡¡¡¡

lichazul...elisa dijo...

faro podemos ser todos si nos lo proponemos...
faro de nuestra propia existencia
faro guía de futuras generaciones.

las penas y alegrías revisten el armazón ...
más la luz del alma brilla como solamente ella puede hacerlo.

bello poema que dejas al ojo nuestro,gracias por ello.
elisa

Ana R dijo...

Todo el romanticismo ( y nostalgia) que inspiran estos gigantes impertérritos , queda bien manifestada aquí.A pesar de estár muchos ya en desuso, aún conservan , en la pasividad de sus grietas todo ese halo sublime de guia nocturnal.

Precioso, Antoni.Una vez más, sublime.

Un abrazo

lichazul...elisa dijo...

antonni....gracias por tus pasos en mi casa
ha sido un comentario digno de un poeta!!!
te pasáste eres un solsito
pero es cierto,hay lados en la mente que pareciera estar vedado al conciente y es bueno a veces salir de exploración:-)
uno siempre descubre tesoritos en el camino
un abrazo de paz
y vuelve siempre
elisa